lunes, 23 de marzo de 2015

Destino...

Cada persona tiene un forma distinta de ver el mundo, hay quienes lo ven de color rosa otros de colores opacos y serios, y dependiendo de como lo veas será la proyección que quieras para un futuro, todos podemos decir que queremos lo mejor, y como ya dije tenemos nuestras metas, pero hay una gran diferencia entre lo que queremos, lo que necesitamos y lo que nos depara el destino, este último, el destino, puede cambiar para bien o para "mal", hay muchas creencias sobre este tópico, algunos creen en el destino, otros no creen, pero imagina un mundo sin destino, tal vez tú madre y tú padre no se hubieran conocido o tal vez sí pero tú no hubieras nacido o así sucesivamente, si me permiten también les contaré un poco de humor y va mas o menos así: Un hombre tenía que hacer un recorrido, no sabía si tomar un taxi o el autobús, y dijo, si tomo el taxi no hay ningún problema pero si tomo el autobús hay dos posibilidades, que vaya de pie o vaya sentado, si voy de pie no hay ningún problema pero si voy sentado hay dos posibilidades, que me siente a lado de un hombre o a lado de una mujer, si me siento a lado de un hombre no hay ningún problema pero si me siento a lado de una mujer hay dos posibilidades, que me enamore de ella o que no me enamore, si no me enamoro no hay ningún problema pero si me enamoro de ella hay dos posibilidades, que me case con ella o que no me case, si no me caso no hay ningún problema pero si me caso hay dos posibilidades, que tengamos hijos o que no tengamos hijos, sino tenemos hijos no hay ningún problema pero si tenemos hijos hay dos posibilidades, que tengamos una niña o un niño, si nace una niña no hay ningún problema pero si nace un niño hay dos posibilidades, que sea doctor o que sea arquitecto, si es doctor no hay ningún problema pero si es arquitecto hay dos posibilidades, que nos construya una casa o que no lo haga, si no lo hace no hay ningún problema pero si la construye hay dos posibilidades, que la casa se derrumbe o que no se derrumbe, si no se derrumba no hay ningún problema pero si se derrumba hay dos posibilidades, que me muera o que no me muera, si no muero no hay ningún problema pero si muero hay dos posibilidades, que vaya al infierno o que vaya al cielo, si voy al cielo no hay ningún problema pero si voy al infierno hay dos posibilidades, que me encuentre a mi suegra o que no lo la encuentre, si no la encuentro no hay ningún problema pero si la encuentro... no ! mejor tomo un taxi.
Este es un claro ejemplo de destino o simples casualidades, como sea que veas el mundo recuerda ser feliz y aceptar las situaciones o "destino que se te presenta, no es fácil hacerlo pero cada caída nos ayuda a ser más fuertes.