miércoles, 18 de marzo de 2015

Alejarme...

Creo que ya es normal sentir no encajar en muchos grupos sociales, esto me pasa a menudo, hay días que estoy en un "grupito", me gusta, me quedo por una semana, y a la siguiente ya estoy con otro, suelo aburrirme de todos, y la soledad es mi única opción, o prefiero encerrarme en mi mundo y dejar a un lado todo, hoy por ejemplo, en clase de matemáticas (la cual disfruto) ninguno de mis compañeros ponía atención (hay veces que ni yo lo hago) estaba mirando hacia afuera del salón y me puse a pensar "¿habrá otras personas que estén viviendo lo mismo?, la probabilidad es grande, mis expectativas son muy altas, pero acaso ¿podre llegar a cumplirlas?, pienso en la muerte, no en el suicidio, creo que al final de toda la vida lo que hayas hecho bien o mal no va a tener una redundancia ya que todas las personas terminan en un ataúd pudriéndose, normalmente busco la manera de hacerme todo muy difícil y complicado, tal vez de eso no se trate la vida, soy fan de las cosas sencillas y es por esto que me siento molesto conmigo mismo, creo que la batalla no es con las personas que me rodean mas bien la batalla mas grande soy yo mismo, alejarme de todos es mi batalla del día a día, es por esto que ya hace unos meses tomé la decision de vivir lejos de mis padres, cosa que ahora hago, prefiero mi mundo, hay personas que quieren entrar en el, pero me es difícil aceptarlos, normalmente busco excusas para prohibirles el paso, creo que necesito solo alguien con quien compartir mi mundo, pero no se quien, esta expresión de "mi mundo" ya lleva al rededor de 7 años sin ser compartido, ni si quiera con mi propia familia (mi familia es la mejor de todas, solo que no me siento a gusto, por lo mismo de mi aburrimiento), necesito algo que llene mi mundo, no es nada material, va mas allá de lo tangible, por ahora este es mi duda existencial, en la psicología se leen muchos artículos, pero muchas de las "soluciones" no son reales, porque las personas que dan esas soluciones no viven realmente lo que explican, por ahora alejarme puede ser una espada de doble filo...